DECORACIÓN

La decoración se define como la colocación y combinación de elementos funcionales y ornamentales en un lugar o un espacio para embellecerlo, adornarlo o crear cierto efecto.

La decoración es un complemento al diseño de interiores, sin embargo en alguno casos los clientes necesitan únicamente este complemento para completar su diseño.

En este ámbito el diseñador se encargará, como en el caso de proyectos de interiorismo, de determinar los objetivos del cliente, plazos y presupuesto. A continuación analizará el espacio y presentará unas propuestas de estilo. Se encargará de buscar todo lo necesario a través de los distintos proveedores y siempre con supervisión y aprobación del cliente.

En algunos casos y si el cliente lo requiere, se presentarán vistas 3D para que el usuario se haga una mejor idea de la propuesta.