DISEÑO DE INTERIORES

El diseño interior o interiorismo es la disciplina proyectual involucrada en el proceso de formar la experiencia del espacio interior, con la manipulación del volumen espacial así como el tratamiento superficial.

No debe ser confundido con la decoración interior, el diseño interior indaga en aspectos de la psicología ambiental,​ la arquitectura, y del diseño de producto, además de la decoración tradicional.

 

Independientemente del tipo de construcción el proceso de diseño es el mismo. El primer paso es determinar los objetivos del cliente, plazos y presupuesto. El diseñador presenta luego una propuesta que esboza el concepto de diseño y el costo para realizarlo. Se especifica si además del diseño se requiere amueblamiento, decoración o la dirección y gestión de obra y se diferencian los costos o márgenes de estos servicios. Esbozos y dibujos del diseño son necesarios antes de proceder a realizar cualquier trabajo, estos son estudios detallados del espacio existente. El primer paso una vez encargado el proyecto será la creación de estos dibujos si es que no existen.

Hoy en día, se utiliza diseño asistido por ordenador (planimetría CAD), a pesar que los bocetos hechos a mano son todavía valorados por su «personalidad». CAD es un programa usado para comunicar soluciones de diseño realista en vistas a varios ángulos.

Tras el estudio y trabajo de dibujo, los conceptos iniciales son presentados al cliente para su aprobación. Si se aprueba se realizan los planos de planta y, a continuación, las especificaciones detalladas de todas las modificaciones, acabados y mobiliario. Por otra parte, es de gran importancia el enfoque a la construcción, por lo que el exterior se considera siempre junto con el diseño de interiores.

Naturalmente, sólo el diseñador se encarga de la adquisición de mobiliario o gestión y dirección de obra en que va a asumir estas funciones. La etapa de diseño puede prolongarse varios meses o incluso años dependiendo de los requerimientos de diseño y cliente.